Vivencias

Samhain en Avalon

Samhain en Avalon
Escrito por Andrea Angelos

Recuerdo de Samhain 2007 en Avalon

 

Cuantas celebraciones y tradiciones en una ciudad tan pequeña! Hubo de todos los colores y sabores…… pude asistir a dos en la ciudad misma, ya que mis deberes en otro lugar tomaron parte del fin de semana. El viernes por la noche pude asistir a una ceremonia y viaje ritualizado al reino de Hades, el inframundo griego. Fui invitada por la Dama Heidi, una Alta Sacerdotisa de Salem, quien reside en Glastonbury. Como es usual, la ceremonia tomo lugar en su hogar y covenstead, donde vive junto con su pareja. Una casa alta y amplia con bellos jardines que miran hacia el Tor y estan a pasos de la entrada a la otra colina sagrada de Glastonbury, Wearyall Hill, donde en luna llena esta lleno de ires y venires de personas encapuchadas y con sendos y coloridos mantos. En esta fecha, el mito de Persefone, Demeter y Hades es muy relevante; con el rapto de Persefone y su llevada al inframundo por el rey del lugar, su tio paterno quien desea hacerla su esposa y reina del inframundo. El rapto es observado por Helios el sol y Hekate informa a la desolada madre del posible paradero de su hija, Helios lo confirma y Demeter expresa su dolor y colera absteniendo su energia vital de emanar, asi volviendo esta epoca en el hemisferio norte una de frio y de hambruna, falla el reino vegetal y sufren los humanos y los animales.

Por fin, Zeus -quien fue complice del rapto de Persefone para complacer a su hermano- se ve obligado a buscar una solucion. Baja Hekate al inframundo a guiar de vuelta a Persefone, pero ella ya habia comido unos granos de la granadilla y portanto no podria nunca volver al mundo de los mortales. Eventualmente se negocia que puede estar sobre tierra dos de las 3 estaciones que reconocia el pueblo griego en la antiguedad, volvindo siempre por una porcion del año. Es el mito de la creacion de las temporadas en Grecia, entre otras cosas. Tambien esta intimamente ligado este mito con los ritos Eleusicos.

Comenzo la velada explicandonos que nada nos explicarian, que era algo vivencial, solo q bajariamos al inframundo si eramos capacez de hacerlo sin caer al rio Styx. Mientras nos incensaban con humo de una raiz que abre los sentidos y el psiquismo, tomabamos un te de Mugwort, una de las plantas magicas de Artemisa. Entramos en un suave estado de vigilia, medio soñando, medio hyper concientes de cosas y sonidos que no se notaban antes. Corria agua en el jardin. Sobre una mesa, 12 yerbas sagradas de las cuales elegimos para darle como ofrenda a persefone si lograbamos llegar a ella. En nuestras manos, una venda para taparnos los ojos, pq nuestro viaje seria en oscuridad total. Vinieron por cada uno de nosotros, un proceso lento que mas tiempo le dio a las yerbas de dar su efecto. Yo fui casi ultima, adrede porque deseaba percibir mas del proceso antes de tomar parte. Me vendo los ojos una sacerdotisa cuya ropa olia a yerbas recien cortadas y sus manos eran firmes y la piel nada suave, una mujer acostumbrada a las labores mundanas que conlleva el conocer antiguo, no una bruja de salon, definitivamente. Se preocupo pq mi venda a pesar de ser de terciopelo llevaba por dentro hilos de metal – para que lo q yo amarre no se desamarre, obvio. Me pregunto si me doldria y le respondi que si era asi, seria porque para eso estaba diseñado mi amarre. Escuche una carcajada.

Me llevo a una puerta, senti el aire frio de la noche. Portaba la mas delgada de mis capas, habiendome dejado llevar por la vanidad en vez de la practicalidad. De repente otras manos tomaron mis hombros, manos gigantes y de hombre. Incluso yo se la diferencia…… ahi comenzo mi sendero descendiente con desafios en ciertos puntos y sin saber la respuesta esperada, solo se que no me cai a pesar de la capa, del frio y de mis rodillas dolidas por tanto escalon estrecho y alto. baje por lo que parecio horas y me dejaron sola para meditar sobre que asunto deseaba consultar a la diosa.

Cuando me hicieron entrar en un cuartito muy oscuro pero con alguna vela, aun no sabia que deseaba, solo sabia que de repente me dolia mucho el pecho, como si alguien estuviese descascarandome la piel trocito por trocito y no hubiese tenido la amabilidad de afilar el cuchillo primero. Una sacerdotisa bajo muchos velos negros y rojos…… nada se veia de sus facciones. Para mi no fuera de lo usual pero la atmosfera del lugar si me impacto, me senti muy atras en el tiempo, en alguna gruta cavada de alguna montaña de la Grecia natal, en alguna isla perdida en el mar Egeo.

La sacerdotisa quien me esperaba me hablo con una bendicion y me dijo que escogiera que copa era la mia. Vi a mi izquierda tres copas, una alta y roja, finamente decorada con piedras preciosas. Una metalica y lunar. Una de simple vidrio transparente. Mire mucho la roja, sabia lo que contenia por su emanacion: aguas de la fuente de la madre, la fuente sagrada de aguas rojas. La acaricie pero no la levante. Mire la fria copa lunar. Sabia que habia sido mi eleccion en otros tiempos y que por beberla nacio esta vocacion mia a Artemis, al sendero solitario y apartado de la vida comun de una mujer normal, del mundo de hijos, maridos, casa y trabajo. Sabia que contenia algo que estaba en profunda afinidad con mi alma. Mi mano se levanto sola y tomo la tercera copa, la de vidrio barato y simple. El oraculo, la sacerdotisa en trance divino me dijo, has elejido, bebe. Tome un sorbo y se me hizo denso, espeso. Me dijo Gwyn ap Nudd agradece que hayas elegido su sendero, bebe profundo de las aguas del Dios, bebe de su semen sagrado, de la energia de la vida misma, entregate a tu eleccion y lleva contigo su energia a donde viajaras. Rei….. una risa amarga porque recorde tantas cosas en ese instante y comprendi el dolor en mi pecho, el dolor de haber perdido algo intrinsicamente esencial a mi sendero.

Me pregunto el oraculo, ahora que has bebido sabes lo que debes hacer? Si, le conteste, ya pague el precio ahora toca hacer el trabajo….. se rio conmigo y me abrazo…si, ahora debes trabajar con el Dios, ese es el camino que eliges. Tu obra esta en el mundo externo, lejos de Avalon y no sera facil; pero nada es facil para las sirvientas de los dioses, vete con las bendiciones de tu Diosa. Sali y mire las estrellas y la luna llena hasta que ya no podia ver mas por las lagrimas que llenaban mis ojos sin parar. Pense, Samhain, claro, samhain es dolor, es perder, es amar sin consuelo, es entregarse para poder renacer. Cuando me reintegre al grupo, todos ya estaban ahi y algunos se habian ido. Conoci a dos hombres paganos que me encantaron con su fuerza, su transparencia, su dedicacion. Uno de ellos vivio en Chile hace algunos años y prometio regresar aca en un tiempo, un Wiccano excelente. Esa noche soñe que seguia a las hadas y su rey cuando salian del Tor a recoger almas……

(Propiedad intelectual de Andrea Angelos. Posteado previamente con mi nick AndreaArtemisia, en el foro Isla de Avalon)

Sobre el autor

Andrea Angelos

Andrea Angelos es el nombre espiritual de una sacerdotisa y practicante de magia tanto occidental, como de la diaspora Africana, y nativa a las Americas.

Deja un comentario